Magoga

Plaza Dr. Vicente García Marcos, 5, Cartagena.

      

 

Magoga es el proyecto personal de María Gómez y Adrián de Marcos, dos apasionados de la gastronomía desde la infancia que se han formado con algunos de los mejores chef del país. Ella, al frente de la cocina, y él, de la sala y la bodega, ofrecen al comensal una experiencia llena de alma, cariño y sabor. Su equilibrada propuesta ha sido reconocida con una estrella MICHELIN y dos Soles REPSOL en 2021.

Su empeño les ha llevado a rescatar recetas como la del scombrum, la versión más pura de la salsa garum que tanto apreciaban los antiguos romanos. O reivindicar el potencial de ingredientes tan humildes como la algarroba, con el que elaboran el chocolate de sus deliciosos petit fours.

En una carta que evoluciona con cada temporada, nunca faltan clásicos como los salazones curados presentados en un plato con la forma del submarino del cartagenero Isaac Peral.

Y es que en Magoga, cada plato, cada bocado, propone un viaje por la historia de Cartagena, sus paisajes y sus gentes.

 

 

MARÍA GÓMEZ – Chef

Nacida en Fuente Álamo (1987), pueblo de gran tradición agrícola y ganadera de la Comarca del Campo de Cartagena, recuerda como si fuera ayer a su abuela cocinando mientras ella observaba fascinada.

Sus años de formación en la Escuela de Hostelería Aiala de Karlos Arguiñano y el Basque Culinary Center le permitieron desarrollar todo su potencial. Su talento en la cocina se hizo evidente primero en Arzak y luego en El Bulli, donde aprendió junto a los mejores chefs del país el valor de la tradición culinaria y la originalidad vanguardista.

Junto a Adrián de Marcos se lanzó a la aventura con Magoga, el proyecto con el que ha hecho sus sueños realidad. Inspirada en la historia de la ciudad de Cartagena y en las vivencias de su infancia, su cocina ha sido reconocida con 1 Estrella Michelin y 2 Soles Repsol. María Gómez ya no es una cocinera prometedora, sino una realidad consolidada entre los chefs más jóvenes del país.

 

ADRIÁN DE MARCOS – Sumiller

Desde pequeño, Adrián de Marcos (Madrid, 1987) ha estado estrechamente vinculado al mundo de la gastronomía. A los diez años ya era el ‘cocinillas’ oficioso de su casa, y a los 19 dio el paso definitivo cuando descubrió que Karlos Arguiñano tenía una Escuela de Hostelería. Le faltó tiempo para presentarse en la sede de AIALA, en Zarautz, donde su camino se cruzó con el de María Gómez. Desde entonces, son inseparables.

Tras pasar por las cocinas de Zuberoa y Arzak, sus primeras pruebas de fuego, y ejercer como jefe de cocina en restaurantes de Madrid, lo que más deseaba era empezar su propia aventura junto a María en Cartagena. Así nació Magoga.

Allí, pronto vio la necesidad de dar un paso al frente, salir de la cocina y convertirse en jefe de sala y sumiller, haciendo honor a su lema: “hay que tratar al cliente con el mismo cariño que a una madre”. Fruto de su constante aprendizaje, en los últimos años han llegado reconocimientos como el Premio al Mejor Sumiller de la Región de Murcia y el Q de Quesos a la Mejor Carta de Quesos de Restaurante.

 

Solicitar información

Solicitar información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies: más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar